El Tesoro colocará hasta 5.500 millones en letras ante el fuerte apetito de los inversores

– Primera subasta de letras de abril

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

El Tesoro Público celebra este martes una nueva subasta de Letras del Estado en la que pretende canalizar entre 4.500 y 5.500 millones de euros ante el fuerte apetito de los inversores por la deuda pública española, que acuden a esta sesión con el objetivo de obtener una remuneración que supere la barrera del 3%.

En concreto, el organismo dirigido por Carlos Cuerpo sale al mercado con Letras a 6 y 12 meses. Una semana después, el martes 14 de marzo, el Tesoro colocará Letras a 3 y 9 meses y culminará las subastas de este instrumento hasta abril.

El principal foco de atención de los inversores estará puesto en la rentabilidad. El Tesoro ha aprovechado la gran demanda registrada en las últimas semanas –el importe solicitado ha llegado a cuadruplicar el adjudicado– para evitar conceder un interés superior al 3%, aunque llegó a otorgar una remuneración del 2,998% en Letras a 12 meses en enero.

No obstante, rebajó su rentabilidad en febrero, cuando se redujo al 2,813% medio. Este será el valor de referencia para la primera subasta de deuda a corto plazo de marzo. En las Letras a 6 meses se sitúa en el 2,675%. También es reseñable destacar el rendimiento de las Letras a 9 meses que, a pesar de no subastarse esta semana, dieron una rentabilidad media del 2,938% en febrero.

Los inversores acuden a esta nueva colocación con optimismo, más después del resultado de la última sesión. Este pasado jueves, el Tesoro captó casi 2.500 millones en Bonos del Estado a 3 años con cupón del 2,80%. A cambio, dio un interés medio del 3,441%, un rendimiento que eleva en 50 puntos básicos el registrado en febrero, del 2,919%, y que no se veía desde 2012.

Las Letras a 6 y 12 meses ya han alcanzado esos niveles, pero todavía están lejos de los máximos históricos que se registraron en 2011, cuando superaron el 5% de rentabilidad. El mercado estará pendiente de que ver cómo evoluciona en los próximos meses, más si el Banco Central Europeo (BCE) sigue por la senda de las sucesivas subidas de tipos de interés. Por el momento, ya ha anunciado una nueva subida de 50 puntos básicos para marzo, hasta el 3,5%.

GRAN INTERÉS DE LOS MINORISTAS

Quizás también te interese:  El Gobierno abona los primeros bonos del 'Kit Digital' a 2.000 de las más de 50.000 pymes que lo han solicitado

El repunte de las remuneraciones de las letras –hace un año tenían interés negativo– ha despertado un fuerte interés en los ciudadanos de a pie, que han mostrado un fuerte interés por la deuda a corto plazo.

De hecho, el incremento de la demanda ha obligado al Banco de España a imponer la obligatoriedad de solicitar cita previa en sus sucursales para comprar deuda pública por las largas colas de inversores minoristas que se han formado en sus sucursales en las últimas semanas.

Todavía no hay datos disponibles de la evolución del peso de los minoristas en la deuda –el último dato disponible es de noviembre, cuando representaban el 0,2%–. Sin embargo, desde el Tesoro ya avanzaron que hubo una semana en enero en la que se registró cerca de 300 millones de euros de peticiones. Esta cifra supone un incremento del 50% con respecto al total registrado entre 2008 y 2012, cuando se registraron los mayores volúmenes de demanda de deuda pública por inversores minoristas.

PROGRAMA DE DEUDA

Con este creciente interés por la deuda pública española, el Tesoro ya ha cumplido una cuarta parte de su objetivo de financiación bruta cumplido para todo el 2023: de los 256.846 millones previstos para todo el año, ya ha colocado 63.942 millones en Letras, Bonos y Obligaciones.

La pretensión del organismo es captar el grueso de la deuda en la primera parte del año, una práctica habitual dentro de la institución pero que cobra especial importancia este año ante las sucesivas subidas de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE).

Cabe recordar que el programa de deuda pública de 2023 contempla una emisión bruta de 256.930 millones de euros, lo que supondrá un 8,2% más en comparación con los 237.498 millones de emisión bruta de 2022.

No obstante, el organismo espera reducir su emisión neta en 5.000 millones de euros durante este año, hasta los 70.000 millones. Por tipo de instrumento, prevé que las Letras aporten financiación neta «negativa» por 5.000 millones, por lo que los Bonos y Obligaciones del Estado, junto con el resto de las deudas en euros y en divisas, financiarían un total de 75.000 millones.

Entrada siguiente

Cox Energy ofrece 564 millones de euros por Abengoa

Mar Mar 7 , 2023
– Realizará un pago mínimo al concurso de 27,3 millones con un mecanismo que permitiría incrementar ese valor en el futuro – Garantizando también el abono del 100% de los créditos privilegiados conforme valoración de la administración concursal a los acreedores MADRID, 07 (SERVIMEDIA) Cox Energy ha presentado una oferta […]

Otras noticias relacionadas