4 técnicas de email marketing que te funcionarán

Una de las mejores herramientas para captar suscriptores y, por lo tanto, vender mejor nuestro producto o servicio, está en el email marketing. Las conversiones que pueden conseguirse respecto a otras estrategias son muy elevadas, y el formato permite muchas opciones tanto de diseño como de funcionalidad.

Esto ha hecho que muchas marcas se lancen a enviar correo masivo y anunciarnos sus promociones, nuevos lanzamientos u ofertas. Y, a veces, tenemos la bandeja de entrada saturada y ni siquiera prestamos atención a un nuevo email. Por eso, hoy queremos darte algunas ideas que te ayudarán a que tu correo no pase desapercibido.

4 técnicas que mejorarán tus resultados de email marketing

Conecta con tus lectores

El primer punto clave para que una campaña de correos tenga éxito es que sea relevante para quien lo recibe. Debes conocer a tu marca y a tus clientes, y cómo ellos perciben a tu propia marca. Así, sabrás qué esperan leer de ti y qué tipo de mensajes encajará mejor con lo que buscan en tu empresa.

Por ejemplo, trabaja bien el asunto del correo. Escribe varias opciones, haz pruebas A/B y encuentra qué funciona mejor para tu público. Luego, en el interior del cuerpo de correo, trata de ser cercano, personal, que no suene demasiado comercial. Así empezarás a llamar su atención.

Que el texto te ayude a vender

Ya han abierto el mensaje, ahora tienes que poner toda la carne en el asador para que el lector realice la acción que quieras. Lo primero es cuidar la ortografía, la gramática, la sintaxis y el tono que quieres darle al mensaje. Cualquier desajuste aquí hará que el receptor deje de leer.

Utiliza frases cortas, párrafos no muy largos y apenas unos pocos en todo el correo. Sintetiza al máximo tu mensaje, tómalo como una breve conversación con tu cliente. Y añade siempre un CTA (Call To Action).

No dejes de lado el diseño

Ahora que ya has escrito el texto, no puedes olvidarte del diseño. Más allá de los elementos gráficos que deben conectar al cliente con tu marca (colores corporativos, logo, tipografías…) es importante que consigas que lea todo el contenido y pase a la acción.

Adapta tus emails a diferentes dispositivos móviles con un diseño responsive, incluye algunos elementos multimedia (sin pasarte) y enlaces a tu web o a una landing page preparada para la campaña. Que todo acompañe al lector hacia donde tú quieres.

Planifica tus campañas

Por último, como cualquier estrategia de marketing, con el envío masivo de emails debes tener un calendario claro y unos objetivos establecidos antes de lanzarte. Puedes probar entre diferentes periodicidades y distintos horarios, para encontrar los momentos en los que mejor responde tu audiencia.

Trabaja en la segmentación de tu lista de contactos, eligiendo qué enviarles a algunos clientes y qué a otros; u organiza lanzamientos especiales para los días señalados del año. Y, sobre todo, antes de darle a ‘Enviar’, prueba que todos los enlaces funcionan correctamente y que el correo se ve de manera adecuada en diferentes dispositivos.