UGT exige multas «disuasorias» a empresas de distribución y petroleras para que no puedan «continuar robando» a los consumidores

– Insta a la CNMC a actuar ante una subida de precios de los alimentos y los carburantes «absolutamente escandalosa e injustificable»

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Pepe Álvarez, instó este viernes a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la aplicación de multas «disuasorias» para acabar con «los oligopolios» en el sector de la distribución y de los carburantes, e impedir que las grandes empresas puedan «continuar robando» a los consumidores.

Así lo afirmó ante los medios de comunicación durante las jornadas confederales de acción sindical de la organización, donde tachó de «absolutamente escandalosa e injustificable» la subida de precios en ambos sectores.

Respecto al aumento del coste de la cesta de la compra un 15,7%, dijo que es «evidente» que está «absolutamente fuera de control» como consecuencia de «la especulación de las redes de distribución en nuestro país».

«Las empresas de distribución chupan los beneficios de los que los producen y a la vez aumentan los precios a los ciudadanos», denunció Álvarez. «Yo creo que el Gobierno tiene que intervenir porque efectivamente hay un problema de competencia y yo vuelvo a reclamar una vez más a la Comisión de la Competencia que intervenga», añadió.

En este sentido, apuntó que la rebaja del IVA de algunos de los alimentos básicos de la cesta de la compra no ha tenido reflejo en los precios finales, un hecho que calificó de «penoso». Asimismo, advirtió de que es «absolutamente escandaloso» que se anuncie que la CNMC acreditará si las cadenas de supermercados aplican la bajada fiscal para que después se quede «esperando a ver qué es lo que ocurre» porque «no se sabe cómo se va a perseguir».

PETROLERAS

Esta misma exposición la trasladó al incremento del coste de los carburantes. Se preguntó «cuáles son las razones» de este aumento del precio si el petróleo en origen está más barato que antes, y denunció que el mercado está «monopolizado por unos cuantos» y carece de transparencia.

«Este país tiene que tener instrumentos que nos permitan acabar con los oligopolios que se están produciendo tanto en el sector de la distribución como en los carburantes», afirmó. «La Comisión de la Competencia tiene que intervenir con cuantías de multas que sean disuasorias para que no se continúen produciendo estas situaciones, porque las multas que ponen tienen un valor tan escaso que, efectivamente, les sale a cuenta continuar robando a los consumidores en este país», declaró para concluir.

Por último, sobre la evolución del IPC, que subió un 5,7% interanual en diciembre, Álvarez celebró que, «en términos globales», se refleja una «línea de caída en la inflación muy importante».