Estos animales pasan toda su vida esperando para tener relaciones sexuales para morir: Los antecinos masculinos suelen pasar la mitad de sus vidas teniendo relaciones