Solo un 1% de las empresas españolas cotizadas tienen planes climáticos creíbles

– Alineados con limitar el calentamiento global a 1,5 grados, según un estudio

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

Apenas un 1% de las empresas españolas cotizadas cuentan con un plan de transición ecológica creíble y alineado con el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5 grados en comparación con los niveles preindustriales.

Así aparece en un estudio realizado por la ONG Carbon Disclosure Project (CDP) y la consultora Oliver Wyman. El trabajo, dado a conocer este jueves, analiza datos de empresas que representan alrededor del 75% de los mercados bursátiles del continente.

Un 49% de las compañías analizadas afirma contar con un plan de transición climática para cumplir ese objetivo de 1,5 grados, pero la mayoría de ellos carece de ambición y transparencia en áreas clave necesarias para mostrar una actuación seria, como la gobernanza, la planificación financiera y la implicación y el compromiso con la cadena de valor.

Menos de un 5% de las empresas evaluadas (concretamente, 56) tienen un objetivo de reducción de emisiones alineado con el objetivo de 1,5 grados y publica información sobre al menos dos tercios de los indicadores clave, lo que constata la existencia de un plan creíble.

Entre un 30% y un 45% de las empresas se consideran ‘en desarrollo’ en esta materia, lo que significa que tienen objetivos de emisiones menos ambiciosos (acordes con el objetivo de 2 °C) y publican información sobre al menos la mitad de los indicadores. La mayoría de las empresas mostraron un progreso ‘limitado’.

Las empresas españolas obtienen peores resultados que la media europea, con solo un 1% de las compañías consideradas como ‘avanzadas’ y otro 33% en ‘desarrollo’.

Las compañías españolas analizadas son Acciona, Acciona Generación Renovable, Aena, Banco Santander, CaixaBank, Cellnex Telecom, Ferrovial, Grupo Cooperativo Cajamar, Iberdrola, Inditex, Indra, Inmobiliaria Colonial, Miguel y Costas, Red Eléctrica Corporación, Sacyr, Siemens Gamesa Renewable Energy, Telefónica y Tendam Global Fashion Retail.

ALGUNAS LAGUNAS

Aunque 9 de cada 10 empresas cotizadas europeas tienen iniciativas para reducir las emisiones, el informe detecta lagunas en las medidas necesarias para la transición a una senda de 1,5 grados. Por ejemplo, solo un 26% evalúa en qué medida el gasto o los ingresos se alinean con este objetivo y menos de un 40% incorpora las cuestiones climáticas en contactos con proveedores.

Quizás también te interese:  Ceaje defenderá mañana en su Asamblea General "poner alfombra roja" a los jóvenes empresarios

Como resultado, el informe indica que hasta un 40% de toda la deuda corporativa pendiente de las empresas analizadas (1,8 billones de euros) financia actualmente a las que no tienen objetivos claros ni pruebas de estar desarrollando planes de transición creíbles. Por tanto, el acceso a la financiación puede volverse más difícil a medida que los bancos traten de descarbonizar sus carteras para alcanzar objetivos de reducción a cero.

Solo un 7% de las empresas declaró tener un objetivo firme de reducción de emisiones, consumo de agua y deforestación, mientras que un 39% apuntó haber asumido un compromiso público en materia de biodiversidad.

También falta incentivar a los directivos de las empresas para que alcancen objetivos: el 54% de las empresas vinculan ahora la remuneración de los directivos al clima, pero menos de un tercio lo hace en relación con el cambio climático, la deforestación y el agua.

DATO POSITIVO

Como dato más positivo, el 71% de las empresas que comunican datos sobre cambio climático, deforestación y seguridad del agua a CDP ya lo hacen en su informe anual de gestión para inversores. Sin embargo, en lo que respecta a la biodiversidad, este porcentaje se reduce a uno de cada cuatro empresas.

Mientras tanto, una de cada cinco empresas cuenta con una política de ‘buenas prácticas’ para reducir el impacto sobre el agua, y un 29% para la no deforestación.

Solo un 5% de las empresas que comunican datos sobre bosques a CDP certifican actualmente que el 90% de los volúmenes de materias primas no están ligados a la deforestación, mientras que apenas un 13% evalúa el impacto de su cadena de valor en la biodiversidad.

«Todas las empresas que influyen en el medio ambiente no solo necesitan objetivos claros, sino también planes claros para cumplirlos y pruebas de que lo están haciendo. La normativa de la UE no tardará en entrar en vigor: será obligatorio que las empresas tengan planes claros para la transición de sus modelos de negocio alineados con el objetivo de 1,5 ºC», indicó Maxfield Weiss, director ejecutivo de CDP.

Cornelia Neumann, socia de Oliver Wyman, recalcó que hace falta «un cambio radical en el alcance y la calidad de los planes de transición de las empresas europeas en los próximos dos a tres años».

Entrada siguiente

El II Phygital Day de Minsait destaca el valor de la digitalización en la política de sostenibilidad de las empresas

Lun Feb 20 , 2023
MADRID, 16 (SERVIMEDIA) La digitalización es clave para que las políticas de sostenibilidad de las empresas tengan un impacto positivo en las cuentas de resultados, según coincidieron en señalar los responsables de las compañías asistentes al II Phygital Day de Minsait, compañía de Indra dedicada a la transformación digital. Este […]

Otras noticias relacionadas