¿Sabes si tu celebrity ha comprado seguidores? ¡Entérate!

No todo lo que brilla es oro, y esto es en especial cierto en el mundo de las redes sociales, donde una importante porción de la actividad es falsa. Políticos y famosos han recurrido y siguen recurriendo a comprar seguidores para aumentar artificialmente su audiencia y así mejorar su imagen.

Existen servicios para comprar seguidores Twitter, Facebook, YouTube y para todas las redes sociales más populares, pero actualmente lo más demandado es Instagram, gracias a la creciente popularidad de esta plataforma.

¿Cómo es posible saber si un famoso ha optado por comprar seguidores?

Para el caso de Twitter existen servicios como Twitter Audit y Fakers, que pueden darnos porcentajes de seguidores inactivos o falsos.

Pero si queremos analizar cuentas específicas de Instagram o YouTube, la herramienta más útil es SocialBlade.

Con esta aplicación podemos ver variaciones diarias en las cantidades de seguidores en cuentas de Instagram y Twitter, y en cantidades de suscriptores y reproducciones en canales de YouTube.

Al chequear cuentas de celebridades españolas, es fácil notar en algunas ciertas irregularidades en la forma de incrementos súbitos. Las tablas muestran las estadísticas de seguidores de Ana Obregón, Belén Esteban, David Muñoz, Leticia Sabater y Francisco Nicolás Gómez Iglesias (el “Pequeño Nicolás”). Estos incrementos sospechosos, de miles de seguidores, no se corresponden con apariciones públicas, televisivas, o notas en ningún medio de prensa:

Es difícil afirmar con total certeza si las personalidades mencionadas han comprado seguidores o un agente o publicista los ha comprado para ellos, pero lo cierto es que los incrementos señalados no son normales.

Instagram, la red social donde más seguidores se compran

La demanda de seguidores falsos está en relación a la popularidad de cada red social, siendo actualmente Instagram en la que más se compran seguidores y likes falsos.

Es inevitable que tanto famosos como ciudadanos corrientes vean la oportunidad de comprar seguidores como algo atractivo, ya que estos servicios están al alcance de cualquier persona. Sitios web como compraseguidores.com ofrecen 1.500 seguidores reales de Instagram por sólo 17 dólares, y 10.000 seguidores por 90 dólares.

Además, existe la posibilidad de comprar likes automáticos, de modo que cada publicación en la cuenta de Instagram recibe decenas, cientos o incluso miles de likes falsos automáticamente.

Según Juan Quaglia, consultor en marketing online de Marketingaholic, “Esto se conoce como astroturfing y se trata de falsificar el éxito y masividad de una persona o marca. Se puede hacer por cualquier medio pero en el mundo online es donde es más notorio. Hay quienes compran seguidores o reproducciones para videos en YouTube, otros falsifican reviews y comentarios, compran tráfico web y backlinks, y un largo etcétera. Hay una lucha continua entre las redes sociales y la gente que crea estos servicios. La competitividad de ciertas actividades, como la política y la TV hace que los famosos sean los más interesados en comprar seguidores en cantidad. Instagram es ahora la red social, por eso no sorprende que sea donde más se elige comprar seguidores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *