Papelería, la clave de la memoria en un evento

soloimprenta¿Crees que todo lo que tiene que ver con la papelería no sirve para nada? Pues no puedes estar más equivocado. Es lo que queda de un evento.

Desde las invitaciones, pasando por la publicidad, las tarjetas de visita o incluso los paneles ya famosos del photocall, todos los productos que se suelen tener en cuenta cuando se trata de organizar una feria, congreso o evento.

Pero más allá de todo esto, es imprescindible poder contar con una imprenta que sea capaz de ofrecer todos los productos con calidad. De nada sirve invertir en publicitarse a través de unos flyers que luego manchan o que están mal impresos. Piensa en la mala imagen que eso podría ofrecer. Cada vez más forman parte de las estrategias de marketing. De ahí que sea necesario que la relación y la imagen sea positiva.

Aunque tradicionalmente todos conocíamos una imprenta en la que se podían hacer trabajos como los de tarjetas de visita, lo cierto es que poco se podía innovar con la imagen.

Con la llegada de internet son muchas las imprentas online que ofrecen productos que se amoldan a todo tipo de público, ofreciendo diseños predefinidos o permitiendo que sea el cliente final el que cree su propia imagen.

Estos originales diseños donde el usuario puede incluso decidir los colores de las letras o la colocación dentro de las plantillas dadas han hecho que las tarjetas de visita pasen a ser algo distinto, algo que habla mucho más de cada uno de los profesionales que se decide a utilizarlas o de la familia que decide hacer una conjunta.

Pero no sólo se ha innovado en términos de tarjetas de visita, sino que hay mucha más información que puede ser personalizada hasta límites que hace unos años era imposible.

A todo esto hay que sumar, además, la popularización de los precios. Mientras que antes era casi prohibitivo, hoy en día los precios son mucho más accesibles a cualquier presupuesto, algo que permite que sean muchas las empresas que pueden lanzarse a crear su propia papelería, incluyendo las cartas, sobres, carpetas o incluso pegatinas que se puedan incluir en cualquiera de los folletos o carteles que luego puedan distribuirse entre sus clientes, público o mediante buzoneo.

A todo esto hay que sumar, además, el tiempo de espera para tener el producto final, algo que gracias a este tipo de establecimientos online se ha acortado drásticamente. Ya no hay excusa. Todos podemos diseñar toda nuestra papelería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *