La publicidad que no entiende de fronteras

El verano se aproxima raudo y veloz y los puentes que se han podido disfrutar hasta la fecha no han hecho sino confirmar que este año, una vez más, el sector turístico alcanzará cifras récord. Pero el hecho de que cada vez más turistas elijan España como su destino, no es fortuito, sino que se debe a una combinación excepcional de diferentes factores. “La enorme oferta cultural, el clima, y la gastronomía son los tres factores principales que hacen que los turistas de todos los países se decanten año tras año por nuestro país. Y el buen hacer de los profesionales de la hostelería lo que hace que quieran volver” comentan desde Iberohostelería.

Y es que, cualquiera que haya viajado o que no tenga por costumbre acudir a los mismos establecimientos, sabrá que el trato del personal, así como la prestación de los servicios solicitados, determinará en gran medida que se regrese a ese establecimiento o no.

Y es, precisamente por este motivo, así como por la más que esperada avalancha de turistas, por lo que los establecimientos de hostelería han de contar con todo lo necesario para que el trabajo salga adelante lo mejor y más rápidamente posible. La satisfacción del cliente es lo que prima, y junto con la calidad del producto se han convertido en los mejores embajadores de España.

“No hay mayor publicidad que la que pueda hacer un cliente, por eso, en esto de la hostelería no hay mucho margen de error, un cliente proclamará a los cuatro vientos tanto su satisfacción como la falta de ella, por lo que, si algo falla, podría resultar fatal para un negocio. Cosas como la falta de hielo, que las bebidas no estén frías, que los platos no salgan calientes, entre otras, son inadmisibles” indican desde Iberohostelería.

Mientras que los turistas españoles se podrían clasificar como conformistas, muchos otros turistas procedentes de otros países de Europa y del resto de continentes, no lo son tanto, y no se conformarán con un servicio que ellos consideren deficiente, insuficiente o que no sea acorde a aquello por lo que han pagado. Algo que, por otro lado, es lo más normal del mundo.

Así que, independientemente del sector del que se trate, cuando un negocio depende del turismo, y para conseguir la mejor publicidad que jamás se podría obtener de cualquier otra manera, lo inteligente es proporcionar siempre el mejor servicio posible.

Y es que, no hay mejor publicidad que el boca a boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *