Ilustración y diseño gráfico, el tándem perfecto para imprimir carácter diferenciador

Cualquiera que tenga algo que ver con el mundo del marketing o la publicidad es conocedor del importante papel que desempeñan no solo los diseñadores gráficos sino también los ilustradores en un mundo en el que la falta de tiempo y la rapidez de comprensión de contenidos se reducen cada vez más, marcando un exigente ritmo en el que con una imagen y de un solo vistazo es necesario captar clientes. “Las nuevas tecnologías han revolucionado muchos sectores, entre ellos el nuestro, haciendo de la impresión digital y del diseño gráfico dos aliados perfectos para ganar clientes” comentan desde Etcétera Graphics.

Pero en esto del marketing y la publicidad los diseñadores gráficos no están solos, sino que los ilustradores han encontrado en este ámbito una importante puerta abierta. Y es que, a pesar de que algunos no sean capaces de diferenciar y distinguir entre un diseñador gráfico y un ilustrador, lo cierto es son profesiones completamente distintas. Y mientras que a día de hoy la mayoría de los ilustradores han adquirido competencias en diseño, preimpresión y digitalización de imágenes; no todos los diseñadores gráficos tienen conocimientos de ilustración.

Pero, ¿qué se entiende por ilustración? ¿a qué se llama diseño gráfico? ¿cuál es su nexo? Los profesionales de Etcétera Graphics aclaran estos conceptos:

“La ilustración es un arte orientado en gran medida a una parte más artística y estética en la que se refleja el estilo de un autor que valiéndose de sus trazos consigue expresar sentimientos o todo aquello que se proponga a través de una imagen”.

“El diseño gráfico, por el contrario, tiene muy en cuenta las tendencias de diseño, y a diferencia de la ilustración, suele estar compuesta por más elementos que una imagen, es decir, lo común es que incluya fuentes tipográficas, líneas, figuras, etc.”

Cuando cualquiera piensa en un ilustrador a la mayoría se le viene a la cabeza un libro en el que más allá de las palabras se muestran unas imágenes, las ilustraciones, capaces de decir tanto o más que las propias palabras. Pero, afortunadamente para todos aquellos que en su día decidieron dedicar su vida a esto de la ilustración, su trabajo va más allá de la ilustración literaria, abarcando campos como el científico, el publicitario o el editorial.

No cabe duda de que teniendo a las nuevas tecnologías como aliadas, cualquier ilustrador habrá encontrado en el ámbito publicitario un gran filón que explotar, aportando un carácter diferenciador y único a cualquiera de sus trabajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *