¿Está relacionado el Forex y el marketing?

El mercado de divisas no solo mueve el Forex, sino también metales, materias primas y las nuevas criptomonedas.

Aunque la historia ya habla del cambio de divisas a través del mercado internacional desde la propia Edad Media, parece que es desde el último tercio del siglo XX, cuando comenzó en realidad la globalización, que el Foreign Exchange o Forex comenzó a tener mucho más sentido.

Pero, ¿tiene que ver el marketing también con operar en Forex? Pues, ciertamente que sí.

El marketing, que hoy en día engloba muchas acciones no solo de publicidad y comunicación sino también de posicionamiento de marcas, productos o servicios, puede conseguir que la reputación de un país o de una divisa pueda marcar, en un momento puntual, la diferencia.

Los brokers que operan en nombre de particulares en dicho mercado de trading de divisas, saben a ciencia cierta que una noticia puede suponer un cambio de tendencia y hay que aprovecharlo.

De ahí que las estrategias de marketing de muchos productores e incluso gobiernos, traten de sacar partido al propio concepto de globalización de mercados.

Las divisas, por centrar una de las secciones del Forex, toman como referencia las monedas de mayor credibilidad en los mercados. Eso significa que monedas como el dólar, el euro, el franco suizo o el yen sirven de referencia en el mercado internacional.

Sin embargo, las fluctuaciones tienen mucho que ver con el propio sentido del marketing. Si salen noticias sobre las nuevas medidas gubernamentales en términos económicos y éstas son interpretadas en internet por analistas, especialistas o incluso a través de una campaña orquestada en redes sociales, puede hacer que sean bien o mal acogidas.

Es aquí donde la capacidad de los brokers y traders más especializados se ve, cuando representado a sus clientes, son capaces de utilizar todo ese nuevo entorno digital e informativo para sacar partido a ciertas inversiones haciendo ganar un buen pellizco.

También es cierto que hay opción en algunos casos de optar por diferenciales fijos, algo que ayuda a quien apuesta por este tipo de inversión a saber el precio de operar, protegerse frente al saldo negativo o incluso la garantía de tener los fondos en cuentas segregadas. Eso hace que sea una opción bastante atractiva por la velocidad de un mercado que atrapa tanto a novatos como a inversores avezados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *