Cómo influye la comunicación no verbal en tus ventas

Las ventas son parte clave del marketing, por lo que seguro te debe interesar entender cómo puedes incrementarlas a la hora de crear un plan de mercadeo. Atraer nuevos clientes a tu negocio, o empresa, no es cosa sencilla, pero, ¿qué tal si supieras leer sus gestos y saber qué quieren de verdad?

El lenguaje de gestos no habla solo de lo que el cuerpo y las expresiones de tus clientes y tu audiencia diga, sino que se trata de saber demostrarle a estos mismos la confianza que necesitan para sentirse atraídos a tu producto o servicios. La comunicación corporal hace parte fundamental del proceso de ventas, tanto aquellas digitales como tradicionales, pues el lenguaje corporal y de gestos se transmite en publicidad y en interacciones diarias, y por eso se deben analizar muy bien.

Estas son las cosas que debes tener en cuenta para saber incluir el lenguaje de gestos en tus planes de ventas y marketing:

Movimiento de las manos y brazos: si sueles hablar con tus manos, de seguro te has dado cuenta que puede causar alguna impresión en aquellos con los que estás conversando. De la misma forma, si las manos se mueven muy rápido, se puede deducir algo de nerviosismo o ansiedad. Si los brazos están cruzados, tal vez haya un sentimiento de seriedad o escepticismo. Fíjate muy bien en la forma en que tu cliente mueve sus manos, ¿qué está diciendo con ellas? ¿Rabia? ¿Emoción? ¿Duda? Los brazos también te pueden decir algo si están relajados, o si están cruzados. Ten en cuenta estos puntos acerca de tus manos y brazos a la hora de tratar de clientes o de organizar campañas publicitarias, pues el movimiento de estos le dice mucho a tu público.

Cabeza: ¿sabías que la forma en que pongas tu cabeza dice mucho? Si la cabeza está baja, puede ser una posición defensiva. Si la cabeza y la mirada miran hacía abajo, esto puede indicar sumisión. La cabeza levantada y atenta significa interés. Cabeza y mirada hacía el techo son indicativos de aburrimiento o concentración. Si la cabeza está ladeada, esto puede significar mucho interés en lo que se está diciendo, o curiosidad por el tema. Como puedes ver, la cabeza dice mucho, tanto la tuya como vendedor, como la de tu cliente, por lo que es hora de que sepas leer sus movimientos.

Labios: la expresión de los labios dice más de lo que imaginamos. Una sonrisa genuina y grande, suele demostrar felicidad o satisfacción. Por otro lado, si los labios se tuercen, la expresión es de incredulidad o desaprobación. Si la persona se muerde el labio inferior, esto puede ser signo de nerviosismo. Aunque la persona no esté sonriendo, si sus labios están relajados, de seguro significa que se siente cómoda y tranquila.

Expresión facial: la cara revela mucho, y aunque hay personas que saben esconder sus sentimientos muy bien, hay otras que no pueden evitar demostrarlo con su cara. Por eso, fíjate muy de cerca en que cara está haciendo tu cliente. Por ejemplo, si fruncen el ceño pueden estar confundidos, o bravos. Si levantan una ceja tienen algo de escepticismo al respecto. Si mueven la boca hacía un lado, están considerando lo que se ha dicho. Si suben ambas cejas, se han sorprendido con algo que no esperaban. Si su boca hace una línea recta y sus cejas se fruncen un poco, entonces están considerando sus opciones, o tal vez tienen algunas dudas pero no quieren demostrarlo.

Ojos: el movimiento de los ojos puede ser rápido, o lento, pero en todo caso, esto dice mucho. Si tu cliente escapa tu mirada, entonces significa que quiere evitar hacer contacto visual para no sentirse presionado, o porque no está convencido del todo. Si por otro lado, mira rápidamente alrededor de la habitación, puede estar planeando su salida. Pero si está concentrado en el producto que le muestras, o en tu mirada, entonces está interesado y has cautivado su atención.

Estas son solo algunas de las cosas que debes aprender a buscar en tus clientes y a expresar tú mismo y en tus campañas de mercadeo para vender más. Recuerda que debes saber tratar a tus distintos clientes, pues no todos son iguales o quieren las mismas cosas. Ya pronto esto se volverá natural y el lenguaje corporal será natural para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *