¿Aún no aplicas el SEO a tus contenidos?


Para periodistas, para blogueros, para divulgadores, para aficionados, para profesionales, para todos. Quienes escriben en Internet saben que tienen que adaptar su contenido al canal pero, ¿cómo? Si hablamos de SEO, ¿sabes qué es? A continuación, te mostramos unas sencillas pautas editoriales que ayudan a mejorar el posicionamiento de nuestros textos en la red.

¡Ojo! No pierdas de vista a tus lectores porque es para ellos para quien escribes ¿no? Entonces no es nada recomendable optimizar el posicionamiento en detrimento de la calidad, algo con lo que seguramente ya te habrás encontrado. Debemos evitar caer en el error de trabajar textos sobreoptimizados escritos con la mera intención de lograr un buen posicionamiento en buscadores porque, en ese caso, nuestros lectores – a quienes queremos llegar – podrían perder todo el interés.

¿Cuál es la clave? Escribir para nuestra audiencia – aportando valor – y contando con todos los mecanismos para que nuestro contenido llegue al escaparate de los los buscadores con la mejor visibilidad.  Si ya tienes claro qué es SEO y qué no y cuáles son los términos con los que te quieres posicionar,  ahora sólo tienes que implementar unas sencillas claves en tus textos para que éstos sean eficaces y adquieran un mayor alcance.

Ojo al título: vayamos al grano

El titular es un reclamo de atención en todo texto y, como tal, debe advertir de qué se va ha hablar. Incluye la palabra clave o keyword en él pero recuerda  que cada título debe estar optimizado para un único término. No olvides ser natural y tratar de despertar el interés del lector en no más 64 caracteres porque, cuanto mayor es su longitud, menor es su valor.

Primer párrafo: lo más importante

Como la entradilla en prensa, el primer párrafo en Internet en ocasiones destaca lo más importante. Empléalo para acotar el tema del que vas a hablar incluyendo en él sinónimos de las keywords que se desarrollarán a lo largo de la lectura. Puedes usarlo para ampliar la información del título.

La cantidad y calidad importa

La máxima en la red es que tu contenido aporte valor y, por ello, no se puede descuidar nunca la calidad ni la estructura de los textos. Es muy importante trabajar un buen storytellig que desarrolle el contenido progresivamente y en profundidad.  Con todo, esta regla no está reñida con un buen posicionamiento que puede conseguirse usando estratégicamente -y al menos un par de veces-  los términos que tratas de optimizar, de la manera más fluida posible. Para no saturar el texto recomendamos que, además, uses sinónimos o términos relacionados de dos a cinco veces a lo largo del escrito y, además, recurras a las negritas y Key Phrases para reforzarlo cuando sea necesario, reteniendo la atención del lector.

¿Cuál es la extensión idónea?

Una extensión ideal rondaría las 500 palabras, ya que en Internet tendemos a “escanear” la información rápidamente y un post demasiado largo podría abrumar. Con todo, la extensión depende del tema y cómo lo desarrollemos. Eso sí, sin texto de relleno.

¿Puede tener más? Sí, pero ha de estar bien estructurado en párrafos que no sean demasiado largos y contar con mecanismos que agilicen la lectura, como subtítulos o ladillos, negritas, cursivas o imágenes.

¿Y si es más corto? Google podría considerar escaso un artículo de unas 200-300 palabras y, uno de unas 400, podría no ofrecer los caracteres suficientes para desarrollar un tema en profundidad y, por tanto, no satisfacer las necesidades del lector.

Atención a la descripción

Aquel contenido que incluyamos en la meta description es la que los buscadores mostrarán en los resultados de búsqueda, y por ello es muy importante. Como el título, ha de estar optimizada para un único término de búsqueda y no exceder los 156 caracteres. De manera natural, puede incluir sinónimos o palabras estrechamente relacionadas a la keyword más importante e incluir un call to action que mejore el ratio de click y conversión.

 ¿Y la URL?

También es importante y ha de contener la palabra clave principal. Eso sí, tratando de eliminar el “ruido” que generan las  preposiciones o conjunciones que no aportan valor. En cuanto a la extensión, menos es más.

¿Y las imágenes?

Son importantes. Optimiza su tamaño y su peso para acelerar el tiempo de carga y nómbralas -descriptivamente- antes de subirlas, incluyendo la keyword. Prestar atención al formato también es importante, usa imágenes en jpg, png o gif y olvídate de otros formatos.

También es adecuado indicar a Google cuáles son las dimensiones de tu imagen: indícaselo mediante width y height para que valore mejor tu site.

Usa el atributo “alt” -texto alternativo- para precisar qué muestra la imagen en caso de que un navegador no sea capaz de visualizarla. No olvides que has de incluir en esta etiqueta tus palabras clave. Ponle, también, título a tu imagen con “title” siendo descriptivo.

¿Dónde vas a colocar tus imágenes? ¡Cerca del contenido más importante! Y si éste incluye negritas y títulos, mejor todavía. Eso sí, siempre en sintonía con la temática que trate el texto; sólo así Google lo considerará relevante.

¿Dónde las vas a guardar? Preferiblemente, de forma ordenada dentro de una misma carpeta llamada /imagenes/ en la que las almacenas todas. Esto debería afectar positivamente a nuestro site permitiendo que Google trabaje más rápidamente.

Enlaza y logra que te enlacen

Los enlaces son una de las claves para adquirir relevancia y autoridad en Internet. ¡Consigue que te enlacen! Cuantos más links apunten a tu contenido, mayor popularidad obtendrás y, por tanto, mejor posicionamiento. ¿Sabes que el linkbuilding también funciona con las imágenes? Emplea plataformas como Pinterest, Flirck o Tumblr para que tus imágenes adquieran mayor relevancia.

Y, por último y no menos importante, ubica tu contenido en la categoría correspondiente y con las etiquetas pertinentes.

Como sabrás, optimizar el posicionamiento en buscadores empleando mecanismos SEO es una carrera de fondo, del día a día. Siguiendo estas recomendaciones y enlazando a otros contenidos relevantes en tus textos, poco a poco podrás mejorar tu posición en los buscadores y lograr un mejor posicionamiento para llegar a una mayor audiencia sin descuidar la calidad.

¿Cuáles son tus recomendaciones para posicionar mejor tus contenidos?

 

Imagen de Paloma Gómez.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://feedproxy.google.com/~r/tcblog-marketing/~3/uwFpzhpuA24/%C2%BFaun-no-aplicas-el-seo-a-tus-contenidos.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *